Pensamientos, Viola

Pensamientos, Viola

Pensamientos, Viola

Viola x wittrockiana

Stiefmütterchen (alemán)

Los pensamientos son plantas híbridas ornamentales, cultivadas por sus vistosas flores. Pertenecen al género de las violetas, dentro de la familia de las violáceas.

Los pensamientos son adecuados para plantar debajo de arbustos, ya que actúan como cobertura natural inhibiendo el crecimiento de malas hierbas.

Resulta perfecta si de lo que trata es de adornar jardineras en los balcones, combinándose por ejemplo con petunias y con porcelanas (begonias).

Las flores, que salen aisladas y son bastante grandes en relación a la misma planta (alrededor de 6 cm de diámetro), poseen aterciopelados pétalos desiguales mucho más largos que el cáliz.

Los colores son muy variados: desde el dorado al blanco, amarillo, rojo, violeta, los azules más suaves o intensos… jaspeados en tan diversas tonalidades y gamas que pueden formar un arco iris de color en el jardín.

Son plantas bianuales, que durante el primer año únicamente producen follaje, dando flores y semillas al siguiente y marchitándose después como cualquier anual.

Sin embargo, en óptimas condiciones de cultivo pueden convertirse en perennes aunque tienen tendencia a desarrollar largos tallos y extenderse después de algunos años. Las plantas adultas alcanzan unos 23 cm de altura e incluso pueden llegar a los 30 cm, aunque la media está en torno a los 20.

La etapa que corresponde a su floración es la que abarca los meses otoñales pero continúa hasta bien entrada la primavera. Con la llegada del verano, su aspecto será decaído y mustio, lo mejor entonces, cortarlas por la parte del tallo más baja y podremos volver a ver la alegría de sus tonalidades el invierno siguiente.

Siempre debe darles el sol y necesitan de iluminación natural y pueden también estar a semi-sombra.

La mejor época es plantar o sembrar en el otoño.

Dejar una opinión

Debe estar conectado para escribir un comentario.