semillas siembra

Semillas y Bulbos

Semillas y Bulbos

 Parte reproductiva de las plantas para sembrar o plantar que da origen a una nueva planta.

 

Y dijo Dios: He aquí, yo os he dado toda planta que da semilla que hay en la superficie de toda la tierra, y todo árbol que tiene fruto que da semilla; esto os servirá de alimento. La Biblia, Génesis 1:29

 

 

La semillasimiente o pepita es cada uno de los cuerpos que forman parte del fruto que da origen a una nueva planta;

La semilla se produce por la maduración de un óvulo de una gimnosperma (semilla desnuda) o de una angiosperma (semilla con fruto).

 

Una semilla contiene un embrión del que puede desarrollarse una nueva planta bajo condiciones apropiadas.

También contiene una fuente de alimento almacenado y está envuelto en una cubierta protectora.

Una semilla debe llegar a la localización adecuada en el momento óptimo de germinación.

La producción de semillas es un proceso esencial de la agricultura. Gracias a él, los campesinos han domesticado las especies vegetales que hoy consumimos, creando una enorme variedad dentro de cada especie al irlas adaptando a distintas condiciones ambientales y necesidades culturales.

Para la jardinería es esencial conseguir semillas adecuadamente certificadas. También se pueden ir recolectando y guardando en bolsas de papel, bien etiquetados, en un lugar seco y fresco.

 

 

 

Los bulbos, al igual que los rizomas, cormos y tubérculos, son órganos subterráneos de almacenamiento de nutrientes.

Las plantas que poseen este tipo de estructuras se denominan colectivamente plantas bulbosas.

El bulbo está formado por el engrosamiento de la base de las hojas y consta de 5 partes principales:


El disco basal
, es la parte inferior del bulbo desde donde crecen las raíces.

Los catáfilos o escamas, carnosas, que son el órgano de almacenamiento principal, ya que en sus tejidos parenquimatosos es dónde se acumulan los nutrientes.

La túnica, es una capa que rodea a las escamas y las protege de la desecación.

El vástago, que consiste en una yema floral y otras yemas en desarrollo.

Yemas laterales, las que durante el período de crecimiento darán origen a nuevos bulbos, denominados bulbillos.

 

 

Los bulbos se clasifican en dos tipos, tunicados, en los que sus bases están rodeadas por capas superpuestas, como la cebolla, y escamosos, en los que dichas bases están imbricadas (como las tejas de un tejado) y son más carnosas. Ambas clases producen bulbillos que sirven para reproducir las plantas, una vez que han alcanzado el tamaño suficiente.

 

 

Entre los bulbos tunicados se incluyen el tulipán (Tulipa), el narciso (Narcissus), el Jacinto (Hyacinthus), el muscari (Muscari), la cebolla y los ajos ornamentrales (Allium).

 

 

Un ejemplo de bulbo imbricado o escamoso es el lirio (Lilium). El bulbo imbricado no tiene la túnica que protege las escamas carnosas.

 Al igual que para las semillas es importante fijarse en la procedencia y certificación de los bulbos a la venta en las jardinerías.

También se pueden cosechar del propio jardín y guardar en un lugar fresco y seco. 

Deja un comentario