cedro

Cedro

Cedro

Cedrus

Los cedros (Cedrus) constituyen un género de coníferas pináceas. Son árboles de gran tamaño, de madera olorosa y copa cónica o vertical, muy utilizados para ornamentación de parques.

Existen cuatro especies de cedros:

Cedro del Líbano, Cedrus libani

Cedro del Atlas, Cedrus atlántica 

Cedro de Chipre, Cedrus brevifolia

Cedro del Himalaya, Cedrus deodara

Los cedros son grandes árboles de 25 a 50 metros de altura, en los que las hojas, agujas perennes y cortas (de 2 a 4 cm), un poco puntiagudas, pero más largas (de 3 a 6 cm) y más flexibles en el caso del cedro del Himalaya, se reúnen en ramilletes sobre ramitas cortas.

Su copa, afilada durante su juventud, toma una forma tabular característica a partir de los 30 años. Sus ramas son muy horizontales.

La piña hembra es ovoide oblonga, de 6 a 11 cm de largo y 4 a 6 cm de diámetro, de la que surgen piñones delgados, separándose antes de su caída del árbol. Las semillas triangulares tienen alas.

Los cedros pueden vivir más de 2000 años.

Árboles ornamentales

Los cedros son ampliamente utilizados como árboles de ornamento en jardines. Existen numerosas variedades ornamentales.

Una de las variedades más conocidas es el «cedro azul», Cedrus atlantica ‘Glauca’, que también existe con forma de sauce llorón: Cedrus atlantica ‘Glauca pendula’.

La madera noble de este árbol es útil para crear instrumentos musicales, como guitarras, de gran sonoridad y belleza, así como para confeccionar objetos artesanos (cofres, joyeros, etc.). También se usa habitualmente en la fabricación de lápices.

Esencia y resina

El aceite natural aromático del cedro del Atlas tiene propiedades antisépticas. Para los egipcios antiguos, la esencia del cedro se utilizaba en el proceso de embalsamamiento de momias.

Deja un comentario